Fre Chávez Chávez
8 abril, 2020

Menos, es más

 

Soñamos con cambiar el mundo.
Imaginamos soluciones.
Creemos en que si todos pusiéramos un poco de nuestra parte,
las cosas podrían ser diferentes.
Quizás nos llamen utopistas por pensar así.

Sí, lo somos.
Porque creemos que cuando el arquitecto Mies Van der Rohe pronunció una de sus más emblemáticas frases “Menos, es más”, estaba sembrando la semilla de un modo de hacer y pensar que hoy sigue dando brotes inesperados y es hora de regarla un poquito más.

Podemos empezar yendo más despacio, es hora de ralentizar un poco la vida y liberarnos un poco de esa histeria colectiva por vivir más rápido con menos emojis y más emociones reales, con menos memes y más empatía, con menos mentiras y más verdad o intentemos vivir con menos cosas y más acciones que aporten positivamente, porque de eso se trata, de hablar menos y hacer más.

Menos facetime y más citas reales, menos likes y más comidillas con los amigos , menos plástico y más consciencia o menos caras largas y más alma, más sonrisas.

La idea, por más utópicos que seamos, es mantener sólo lo esencial, eliminar lo efímero, lo que no aporte y mantener lo significativo. Verás que al hacerlo, valoraremos más los esfuerzos intencionales de los que hablábamos al comienzo: tratar de cambiar el mundo, estas son cosas que realmente añaden valor a la vida.

Comparte